Miss Sarajevo

1 noviembre, 2016 Home, Recomendados
Como saben, estoy dedicada a la investigación para mi novela de La Diana, el personaje de Caballo de Fuego, y entre las tantas cuestiones y eventos con los que me voy encontrando, di con una canción que si bien ya conocía, adquirió una nueva dimensión bajo la luz del conocimiento y la información adquiridos en estos meses. Se trata de “Miss Sarajevo”, escrita por U2 e interpretada por la misma banda y el genio de Luciano Pavarotti. Por favor, vean el video y escuchen esta canción bellísima.

Las imágenes son reales, filmadas por valientes periodistas que querían mostrarle al mundo el horror al que las fuerzas serbias sometían a la ciudad de Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina.

Quiero que sepan que el sitio de Sarajevo es el más largo de la historia moderna, casi el doble del de Leningrado (las fanáticas de El jinete de bronce lo conocemos bien). El cerco a la ciudad de Sarajevo duró casi cuatro años, y es importante remarcar que las condiciones climáticas de esa ciudad no son muy distintas de las de la ciudad rusa (los inviernos son despiadados). No había luz ni gas ni agua y prácticamente no había qué comer. En medio de ese horror, el pueblo sarajevita, que resistía y resistía, organizó el concurso de belleza Miss Sarajevo 1993 para atraer la atención de la comunidad internacional.

Verán que en el telón dice: Miss Opkoljenog Sarajeva 93, que significa Reina de los Sarajevitas Sitiados 93. Las concursantes subieron al escenario con un cartel en inglés que rezaba: Don’t let them kill us (no les permitan que nos maten), un pedido de ayuda a los países europeos y a Estados Unidos, que no se decidían a actuar. El 29 de mayo de 1993, Inela Nogić (se pronuncia Noguích) ganó el título de Reina de los Sitiados de Sarajevo 93.
A menos de dos años del final de la guerra, el 23 de septiembre de 1997, U2 y Pavarotti cantaron “Miss Sarajevo” en el estadio de Koševo (se pronuncia Kóshevo), en la ciudad de Sarajevo, en honor a un pueblo que no se había rendido.

Aquí está la traducción de la letra de “Miss Sarajevo”, la parte en inglés y la parte en italiano interpretada por Pavarotti:

¿Hay un tiempo para mantener la distancia,
un tiempo para apartar tu mirada?
¿Hay un tiempo para mantener tu cabeza baja,
para seguir adelante con tu día?
¿Hay un tiempo para kohl y lápiz labial,
un tiempo para cortarse el pelo?
¿Hay un tiempo para ir de compras,
para encontrar el vestido adecuado?
Aquí viene ella.
Las cabezas se dan vuelta.
Aquí viene ella
para hacerse de su corona.
¿Hay un tiempo para caminar para cubrirse,
un tiempo para besar y contar?
¿Hay un tiempo para diversos colores,
diversos nombres que resultan difícil de pronunciar?
¿Hay un tiempo para la primera comunión,
un tiempo para East 17 [un grupo de pop inglés]?
¿Hay un tiempo para volverse hacia la Meca?
¿Hay un tiempo para ser una reina de belleza?
Aquí viene ella.
La bella se juega la corona.
Aquí viene ella,
surrealista en su corona.
[Inicio de los versos en italiano] Dices que el río
encuentra su camino hacia el mar.
Y como el río
me alcanzarás
más allá de los confines
y de las tierras sedientas.
Dices que como el río
el amor llegará.
El amor.
Y ya no sé rezar.
En el amor ya no tengo esperanza.
Y en ese amor ya no sé esperar
[Fin de la parte en italiano] ¿Hay un tiempo para atar cintas,
un tiempo para el árbol de Navidad?
¿Hay un tiempo para poner la mesa
cuando la noche llega para helar?

En este mes de noviembre les recomendaré lectura de novelas románticas escritas por queridas autoras argentinas.

La primera sugerencia es el nuevo libro de Mariana Guarinoni, a la que muchas conocen y que, al igual que en su La adelantada de los Mares de Sur, vuelve a tomar un personaje de la vida real para novelar sus hazañas con la maestría a la que nos tiene acostumbradas. En esta oportunidad, Mariana nos presenta La dueña de la santa, la historia de Ana de Matos y Encinas, una mujer extraordinaria, un anacronismo en el siglo XVII porteño, que para redimirse de sus pecados compró la estatuilla de una Virgen a la que adoraba, la tuvo en su casa, en una capilla, y después mandó construir una iglesia en su honor. Hoy es la santa patrona de la Argentina, la Virgen de Luján.

La segunda sugerencia pertenece a una querida y prolífica escritora, Andrea Milano, a la que conozco por sus atrapantes tramas policiales. Ahora nos presenta una novela histórica, Embrujo Gitano. Un amor prohibido en tiempos de Rosas, que cuenta la trágica historia de dos mujeres, Rosa María y Coral, en una Buenos Aires devastada por el terror, la traición y las bajas pasiones. Estas heroínas atravesarán por los momentos más duros del siglo XIX argentino, como lo fueron la guerra entre unitarios y federales, la de la Triple Alianza y la epidemia de cólera que diezmó a la población, y buscarán, en contra de toda probabilidad, ser felices.

Por último, les sugiero la lectura de Hacia una tierra de fuego, de Silvana Serrano, que habla de un tema poco conocido, y en extremo interesante: la vida, más bien, la gesta de los primeros colonos de Tierra del Fuego. Desde su partida en 1581 de España, de la cual huyen por diversas razones, ninguna grata, pasando por la travesía en una nao(barcos antiguos) donde no había suficiente agua ni comida y las comodidades eran inexistentes, hasta el viaje hacia el confín del mundo, estos personajes reales afrontarán penurias y desafíos que habrían acobardado al más valiente. Una historia para atesorar y para hacernos admirar a quienes poblaron nuestro país aun en sus rincones más hostiles

Para despedirme, les dejo este deleite para los ojos, las pinturas de la talentosísima pintora argentina, Carolina Antoniadis.