Para las vacaciones

7 enero, 2015 Home, Recomendados

Antes de pasar a lo que nos ocupa en esta sección, aprovecho para agradecer de corazón los mensajes que me han enviado para desearme felicidades en el 2015. Me conmueve que se acuerden de mí en estas fechas tan frenéticas, llenas de compromisos y exigencias. He respondido algunos, iré contestando el resto poco a poco, pero sepan que los leo a todos y que los atesoro. ¡Gracias! No solo por el cariño que me dan sino por querer tanto a mis libros.

Muchos lectores me cuentan en sus mensajes que esperan las vacaciones para leer. Admito que no entiendo esta decisión; yo leo todo el año, no porque quiera sino porque es una necesidad. ¿Qué sería de mi vida sin los libros? Me siento agradecida por los autores que nos regalan historias maravillosas que nos transportan a lugares lejanos y nos hacen soñar. Pero yendo al tema de la lectura y de las vacaciones, quisiera sugerirles algunos títulos de esos que nos hacen pasar horas bajo la sombrilla, que nos hacen olvidar del mar, de la gente, del partido de paleta en la playa.

Hay una autora norteamericana que me gusta mucho; se llama Abbi Glines. Sus historias tienen a adolescentes y a jóvenes como protagonistas, y aunque sus tramas no son complicadas ni tienen intriga ni misterio, son muy entretenidas, llenas de sensibilidad y sentimientos. Por lo que investigué, se tradujeron al castellano dos de sus libros, El chico malo y Si fueras mío, ambos de la serie The Vincent Boys (Los Chicos Vincent), muy lindas historias. Espero que se sigan traduciendo sus libros, en especial los de la serie Rosemary Beach. De esta me encantan las historias de amor de Rush y Blaire y la de Grant y Harlow.

Tiempo atrás les recomendé los libros de Jamie McGuirre, Maravilloso desastre e Inevitable desastre, en los cuales conocimos a Travis Maddox y a Abby Abernathy, dos personajes a los que siempre recordaremos con una sonrisa. Todos creímos que sus aventuras habían terminado ahí, pero Jamie McGuire nos regaló una última porción de sus vidas, Un desastre es para siempre. Aquí comprenderán algunos hechos que dimos por sentados en Maravilloso desastre, pero de los cuales hay mucho para decir.

En los Recomendados de diciembre pasado, les presenté la trilogía de Kyra Davis Solo una noche, y les propuse la lectura de la primera parte, El desconocido. Terminé de leerla hace poco y me encantó, me sorprendió. Es intensa, y tiene un juego psicológico de sumisión y manipulación que deja sin aliento. Por eso les sugiero que lean también la segunda parte y la tercera:  Expuesta y Contrato blindado.

Y por último, dos films. De la historia de la humanidad, uno de los períodos que mayor fascinación ejercen sobre mí es sin duda el de Segunda Guerra Mundial; no sé por qué, pero desde chica me encanta leer libros sobre el tema y ver películas. He visto tantas… Pero hay una que es mi preferida: Resplandor en la oscuridad (Shining Through en inglés). Es del 92, y la dirigió David Seltzer. La protagonizaron Melanie Griffith, Michael Douglas y Liam Neeson. La trama se desarrolla principalmente en la Berlín de los años de la guerra, y creo que la ambientación que se logra es sublime. Resplandor en la oscuridad es romántica, de suspenso, de guerra, de intriga. Es excelente.

Quienes me conocen saben de mi admiración por la querida Jane Austen. Hace poco vi la última adaptación (2007) que realizó la BBC de uno de sus mejores libros a mi criterio, Persuasión. Le doy diez puntos. Pensé que ninguna producción de Persuasión podría superar la que protagonizaron en el 95 el gran Ciaran Hinds y Amanda Root (obvio, también les sugiero que vean esta versión), pero Rupert Penry-Jones en el rol del capitán Wentworth y Sally Hawkins en el de Anne Elliot han hecho un trabajo encomiable. Mirá los trailers de las dos versiones, la de 2007 y la de 1995.

"¿Qué sería de mi vida sin los libros? Me siento agradecida por los autores que nos regalan historias maravillosas que nos transportan a lugares lejanos y nos hacen soñar."

− Florencia Bonelli