El inquisidor

1 noviembre, 2012 Recomendados

La trama comienza en Génova, en 1597. Angelo DeGrasso, Inquisidor General de la Liguria, es un hombre de profunda fe, de gran inteligencia y poder deductivo. Y es también un hombre cruel e implacable con los herejes. Su obediencia ciega al Santo Oficio de Roma lo precede. Sin embargo, sus convicciones más profundas sufrirán un fuerte golpe al enfrentarse a un destino escabroso. La aparición de una jovencita llamada Rafaella es solo el comienzo de un intrincado laberinto de misterios.

La novela de Sturlese los mantendrá pegados a las páginas, al tiempo que se maravillarán de la minuciosa investigación histórica y del vasto conocimiento del autor en materia de la Inquisición.

Hace un tiempo, recibí un mensaje de una de mis lectoras en el que me comentaba acerca de su pasión por los libros de Guy des Cars, y me acordé de cuánto había disfrutado años atrás de la lectura de las novelas de este famosísimo escritor francés.

Me puse a investigar un poco acerca de él y me sorprendió descubrir que es taurino como yo (del 6 de mayo) y Chancho de Metal en el Zodíaco Chino (de 1911), también como yo.

Entonces pensé: “¡Con razón era un romántico incurable!” Como yo. Es que las historias de Guy de Cars son de amor. Y atrapantes. Fáciles de leer. Tan fáciles que en una oportunidad me atreví, con diccionario en mano, a leer una en francés, La femme qui en savais trop (La mujer que sabía demasiado). ¿No es atractivo el título?

También leí La impura, recomendada por mi madre. Ahora que lo menciono, recuerdo que fue ella quien me habló de Guy des Cars por primera vez, y por eso lo leí.

Me cautivó Amor de mi vida y tantos otros. Escribió muchísimo. Creo que sus libros no son fáciles de conseguir, pese a su fama y a su obra prolífica. Estuve investigando en las páginas web de las librerías más importantes, y su nombre no arroja ningún resultado. Supongo que tendremos que echar mano de las maravillosas librerías de saldos y usados.

Los lectores aficionados a las historias románticas y de época amarán la novela de Sara Donati, En tierras lejanas. A finales del siglo XVIII, Elizabeth Middleton, una joven maestra de veintinueve años, deja la seguridad y los ambientes conocidos de Inglaterra para embarcarse rumbo a los Estados Unidos, donde se unirá a su padre. Elizabeth rechaza la idea del matrimonio y pretende dedicar su vida a la docencia, hasta que conoce a Nathaniel Bonner, un blanco educado por los indios a los que su padre considera salvajes. Sin duda, para no perdérsela.

Seguimos con la saga de Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Este mes nos toca La fugitiva.

Días atrás, vi una película realmente interesante: La papisa, dirigida por el alemán Sönke Wortmann y protagonizada por Johanna Wokalek, en el rol de la papisa Juana. Aunque la Iglesia niega que en el siglo IX haya existido una mujer que, disfrazada de hombre, accedió al trono de San Pedro, la tradición oral, a veces tan fuerte como la escrita, asegura que existió y que fue una gran líder. Juana era una muchacha con un único anhelo: aprender. En un mundo en el cual el conocimiento estaba en manos de la Iglesia, decide disfrazarse de hombre y convertirse en monje para acceder a ese preciado tesoro. Esta película está basada en el libro de Donna Woolfolk Cross.

Por último, quiero invitarlos a la presentación del libro El ángel roto, de la escritora Gloria V. Casañas que tendrá lugar en la librería Cúspide, del Village Caballito, en la ciudad de Buenos Aires, el jueves 1° de noviembre a las 19 horas.

"La novela de Sturlese los mantendrá pegados a las páginas, al tiempo que se maravillarán de la minuciosa investigación histórica"

− Florencia Bonelli