Ay, Amor. Diez historias para enamorarte

2 julio, 2015 Home, Recomendados

Acaba de publicarse Ay, amor. Diez historias para enamorarte, un libro en el que nos hemos reunido varias escritoras y amigas para celebrar el amor. Cristina Bajo, María Border, Gloria V. Casañas, Manuela Centeno, Gabriela Exilart, Mariela Giménez, Andrea Milano, Fernanda Pérez, Magalí Varela y yo hemos participado en esta antología para contarles una historia romántica. El libro se publicó como parte de las novedades por el nuevo Festival de Romántica, que se celebrará en la ciudad de Córdoba el 31 de octubre y el 1 de noviembre. Para más información sobre este evento, hagan click aquí.

Cada mes, cuando se publican mis Recomendados, mis lectoras me devuelven el favor y me sugieren lecturas que me gustaría compartir con ustedes, como por ejemplo, este policial negro que me pareció realmente bueno y que se titula El Guardián Invisible. Es la primera parte de la Trilogía del Batzán, escrita por la española Dolores Redondo.

Amaia Salazar, una joven y talentosa detective de la Policía Foral, es la encargada de descubrir al asesino serial que está aterrorizando a una pequeña ciudad, Elizondo, en Navarra, que, por otro lado es la ciudad natal deAmaia, donde la aguardan recuerdos muy dolorosos. Esta novela mezcla lo fantástico de la mitología vasco-navarra con la racionalidad que requiere un policía para desentrañar un caso. Pero Amaia no sabe que al regresar a su ciudad de origen no solo tendrá que enfrentar al asesino del río Batzán, como lo llaman, sino a viejos demonios que, por haber estado dormidos durante años, no significa que hayan desaparecido.

Otra novela que me recomendaron y que me encantó es Real, de Katy Evans. Es también la primera de una serie que, hasta el momento, lleva cinco libros publicados. En esta primera parte conoceremos al boxeador Remington Tate, un hombre con un carisma que atrae a multitudes cada vez que se sube al ring. Brooke Dumas, una fisioterapeuta especializada en deportistas, lo observa una noche desde la platea y, cuando sus ojos se encuentran, siente que sus cimientos se sacuden. Allí comienza una historia confusa, en la que el deseo y la atracción pueden sentirse a través de cada página del libro, pero que nunca llegan a concretarse. Brooke, confundida y anhelante, no comprende por qué Tate la mantiene a distancia, y no lo comprende porque puede sentir que él también la desea. ¿Qué esconde ese hombre que parece invencible?

¿Alguna leyó las novelas de Benito Pérez Galdós? Me acordé de ellas semanas atrás cuando, gracias a otra recomendación de una de mis lectoras, entré en el sitio de Televisión Española “A la carta”, donde pueden verse series y películas, y me encontré con El abuelo, basada en la novela de Pérez Galdós. Me encantó. Hagan click aquí para acceder a “A la carta”.

Para despedirme, quiero compartir con ustedes un párrafo del libro El Dios de las pequeñas cosas, de la escritora india Arundhati Roy, y que compartió conmigo mi querida lectora Mikaela Biondi, y que juzgo una de las mejores definiciones de lo que se considera una gran historia. Arundhati dice:

“El secreto de las grandes historias es que no tienen secreto. Las grandes historias son aquellas que ya se han oído y se quieren oír otra vez. Aquellas a las que se puede entrar por cualquier puerta y habitar en ellas cómodamente. No engañan con emociones o finales falsos. No sorprenden con imprevistos. Son tan conocidas como la casa en que se vive. O el olor de la piel del ser amado. Sabemos cómo acaban y, sin embargo, las escuchamos como si no lo supiéramos. Del mismo modo que, aun sabiendo que un día moriremos, vivimos como si fuéramos inmortales. En las grandes historias sabemos quién vive, quién muere, quién encuentra el amor y quién no. Y aun así queremos volver a saberlo. Ahí radica su misterio y su magia.”

¿No es genial? ¿No es la absoluta verdad?